Qué debes saber antes de comprar tu vivienda. Tendencias
Redactor
Alejandra Perea
vivienda,comprar,venta

Qué debes saber antes de comprar tu vivienda.



Comprar una vivienda es de las decisiones más importantes e ilusionantes que tomamos en nuestra vida. Quieres invertir en una casa.

¡Es momento de nervios y felicidad! Bien, ahora toca informarse: ¿Qué debes tener en cuenta antes de comprar tu casa?

Puede generar muchas dudas la compra de una vivienda. En los siguientes puntos verás qué debes comprobar y qué tienes que saber.

ÍNDICE:

¿Es el momento de comprar tu casa?

¿Qué tipo de vivienda quieres?

¿Cuál es tu presupuesto de compra?

¿Qué gastos supone la compraventa?

¿Cuáles son los gastos de la casa?

¿Es el momento de comprar tu casa?

Hay dos factores principales a valorar para reconocer cuándo comprar tu casa. El primero de ellos es la condición económica personal en la que te encuentres, es decir, tu estabilidad laboral y la capacidad de asumir un préstamo hipotecario. También entra en juego tu capacidad de endeudamiento, ya que como máximo el banco te concederá una hipoteca de un 35% de tus ingresos.

El segundo factor es el externo: la situación del mercado inmobiliario. ¿Qué precio debe tener la vivienda que queremos? ¿Cuáles son los rangos de precios actuales según la zona? ¿Será variable el coste? Además, hay que tener en cuenta los intereses de las hipotecas, la evolución del euribor y sus previsiones. Información que es necesaria para realizar una compra adecuada. Las agencias inmobiliarias tienen conocimiento y experiencia para asesorarte y guiarte en el proceso. Así, harás la compra con confianza.

¿Qué tipo de vivienda quieres?

En el mercado hay propiedades en construcción, viviendas nuevas finalizadas y de segunda mano. Debes considerar qué tipo de vivienda deseas según sus características. Asimismo, dependiendo del tipo, los gastos de compra de la vivienda son diferentes.

Una casa nueva, ya sea construida o sobre plano, incluye un 10% de IVA sobre el valor de la compra. También debemos aplicar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD). ¿Qué ventajas tiene comprar una vivienda de obra nueva en el sentido económico? Lo más seguro es que no tengan cargas administrativas. Y otro punto clave: las reformas. Si compras sobre plano podrás incluir las mejoras y cambios que quieras. Una casa a tu gusto y funcional.

Por otro lado, las casas de segunda mano suelen tener un precio más bajo en principio, aunque debes asegurarte con un experto que el estado de la vivienda sea adecuado —para que no sea necesaria una gran reforma— y que no tenga cargas administrativas. En las viviendas usadas se pagará el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP), además de los gastos derivados de la gestión administrativa. Este impuesto es habitualmente de un 7%, aunque en casos concretos se puede bonificar hasta el 3,5%.

¿Cuál es tu presupuesto de compra?

Ahora, saber cuánto puedes gastar es primordial antes de buscar tu vivienda ideal. Esta cuestión se suele traducir a: ¿Cuánto dinero me va dar el banco? La hipoteca dependerá de tus gastos e ingresos; el valor de la casa y el plazo del préstamo.

Lo habitual es que el banco financie el 80% del valor de compra o del valor de tasación, el menor de los dos —sin gastos adicionales—. Deberás contar con la cantidad suficiente para la entrada y los gastos de compraventa. Así que visita tu banco y otras entidades para saber de cuánto dinero dispones o la horquilla de referencia en la que basarte.

¿Qué gastos supone la compraventa?

Tanto si la casa que vas a comprar es nueva o de segunda mano, tienes que tener en cuenta los gastos de notaría. Estos honorarios, llamados aranceles, están regulados por el Estado. Por lo tanto, la cuantía está estipulada e irá en consonancia al precio del inmueble. La notaría se encarga de confirmar la validez del contrato y la elevación a escritura pública del acuerdo, así como las gestiones previas a la compraventa como el contrato de arras. El comprador es libre de seleccionar el notario.

Una vez firmada por el notario, la escritura pública de compra se inscribe en el Registro de la Propiedad. También tienes que contar con esta cantidad. A todo esto, debemos sumarle los impuestos ya mencionados anteriormente. Hacemos recapitulación:

- Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) o Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP).

- Tasación de la vivienda. Necesaria para la aprobación del préstamo hipotecario.

- Seguros y comisión de apertura de la hipoteca (que se negociará directamente con el banco, pudiendo incluso llegar a eliminarla).

El cálculo total suele suponer alrededor de un 10% del precio de la vivienda.

¿Cuáles son los gastos de la casa?

Cada casa es un mundo. Eso es así: todas tienen unas singularidades y un tipo de mantenimiento que debemos conocer. Es necesario preguntar acerca de los gastos que implica la vivienda antes de comprarla y valorar si puedes permitírtelos. Los más relevantes para cubrir los gastos fijos son los siguientes:

•    Coste de los suministros de luz, agua, gas e Internet. Variará con el consumo que hagas de ellos y las tarifas contratadas. También, la caldera y el aire acondicionado. La forma en la que uses ambos influye en el gasto total.

•    El IBI. El Impuesto sobre los Bienes Inmuebles es un tributo anual obligatorio que grava el valor de los inmuebles y se paga a los ayuntamientos. El importe depende del valor catastral y el porcentaje que corresponde. Este valor catastral se calcula en función del suelo y la edificación.

•    La comunidad. Esta cuota está destinada al pago de los servicios y mantenimientos de las instalaciones comunes. Puede ser luz, agua, seguro de comunidad, limpieza, reparaciones, cuidados de las zonas, etc. Además, pueden darse derramas para sufragar gastos extraordinarios.

•    Tasa de basuras. Este impuesto anual es municipal y grava la recogida, tratamiento y eliminación de residuos. Depende de la ubicación de la vivienda.

•    Seguro de hogar. Es obligatorio en caso de tener hipoteca. Es muy recomendable contratar una póliza de hogar con cobertura suficiente contra siniestros.

•    Mantenimiento e imprevistos. Sabemos que no pueden considerarse como gastos fijos como tal, pero debes tener en cuenta que puede ocurrir algo no planificado y hacerte cargo.

Venga, ya sabemos cuándo es el momento y qué tenemos que comprobar. Llega el momento de la búsqueda. Existen muchas vías para este proceso: webs o aplicaciones, contactos directos con propietarios o agencias inmobiliarias.

De la manera que sea, la búsqueda de tu casa ha de ser con detenimiento y a fondo. Es importante dar con todas las posibilidades del mercado que se ajustan a ti. Puedes consultar en Durán Servicios Inmobiliarios. Estamos encantadas de acompañarte en la compra de tu hogar.



Descubre nuestras ofertas únicas para ti

Suscríbete a nuestro Newsletter

Suscribirse
Te llamamos